Pobre rey Salomón

8/22/2018

Hola,

Si buscáis en un diccionario encontraréis estas definiciones al lado de estas dos palabras:

-Justicia: Principio moral que lleva a dar a cada uno lo que le corresponde o pertenece.
-Legalidad: Ordenamiento jurídico vigente.

El diccionario lo deja claro pero la gente parece confundir ambos términos y eso causa frustración.
Como explica la definición algo justo es dar a todo el mundo lo que moralmente le pertenece. Si hay dos manzanas a repartir y dos personas, lo justo es darle una a cada uno. Aunque si en nuestra opinión uno de los dos las necesita mas las manzanas lo justo es darle a él las dos, o una y media, y al otro lo que quede. En cambio lo legal es el cumplimiento de las reglas que nos hemos autoimpuesto para poder vivir en sociedad. Si la ley dice que las manzanas se dividirán a partes iguales con los demandantes, daremos una manzana a cada uno, aunque uno tenga hambre y el otro tenga una fábrica de sidra.
Así que cuando cinco tipos violan a una mujer en grupo, lo justo sería encerrarlos y perder la llave. En cambio como somos gente civilizada hemos de atenernos a las leyes, así si los jueces, que son los encargados de impartir la legalidad lo mas justamente posible, deciden que los hechos no son lo suficientemente grabes para condenarlos a penas de prisión pues hay que aceptarlo.
Si una mujer asustada, y mal asesorada, se esconde con sus hijos pequeños cuando se los reclama un juez, está irá a la cárcel. Si un asesino esconde tan bien el cuerpo que nadie puede dar con él, pues quedará en libertad. Si hay un accidente y la empresa "quiebra" antes de la sentencia, paga el estado. Si un juez te acusa de rebelión y sedición pues tendrás que pasar los días en la cárcel hasta que se celebre el juicio, que legalmente se puede alargar años y años y años... aunque al final no hayan pruebas y te absuelvan.
Hay que tener mucho cuidado con las legalidades ya que se pueden retorcer de maneras que llegan al absurdo, que pueden pasar desde darles de nuevo sueldo y destino a unos violadores en el ejercito, porque la ley lo permite, hasta no poder llamar Napoleon a un cerdo en Francia, que el heredero al trono sea el primer varón en la línea sucesoria, no poder emborrachar a los peces en el estado de Ohio en Estados Unidos, no poder manifestarse cerca de edificios oficiales o tener que pagar por crear tu propia energía eléctrica a partir de luz solar.
Ante la legalidad absurda siempre se puede cambiar, aunque esto es costoso ya que has de saber como hacerlo y tener potestad para ello, o se puede actuar justamente siempre dentro de la legalidad. Protestando, manifestándose, dando a conocer los errores, portando símbolos.... Tanto en un caso como en otro siempre hemos de tener en cuenta que, y repito siempre, habrá alguien que piense que la solución es todo lo opuesto a lo que proponemos, y será justo.
En ningún caso lo que no debemos de hacer es confundir los dos términos ya que nos llevará a frustrarnos innecesariamente. Aquello que nos parece justo no tiene porque atenerse a lo legal. En el caso de la historia del rey Salomón, al que se presentaron dos mujeres reclamando la maternidad de un bebé y el decidió partirlo por la mitad para descubrir quien era su verdadera madre, hoy en día acabaría con el rey imputado por intento de infanticidio, aunque al estar aforado y ser inviolable no habría manera de juzgarlo. Injusto pero legal.


Photo by Clem Onojeghuo on Unsplash

Te podría gustar

0 comentaris

Tu siempre puedes hacerme sonreir!!!

Tu siempre puedes hacerme sonreir!!!