Un héroe común

Naces, creces, tu padre se va de casa con otra, la salud de tu madre no le permite cuidarte, su familia se desentiende de ella y de ti, eres criado por los abuelos paternos como un hijo mas, lo tuyo no es estudiar y empiezas a trabajar joven, te casas joven, a escondidas y sin nadie que te acompañe porque a tu familia no le gusta ella, tienes un hijo a una temprana edad, y te sale del Real Madrid a ti, que eres culé hasta la médula, tu padre enferma, es grave, tu madre se casa con un hombre mucho mayor que ella, pero que la cuida y la hace feliz, te arriesgas y avalas a tu padre, solo es una firma y lo necesita, él empeora mucho mas, muchos meses de pasarlo mal por él, al tiempo muere y tu has de acabar de pagar sus deudas, el hombre mayor que está con tu madre muere, y vuelve contigo, a tu pequeño piso, ahora tu sueldo mantiene casa, gastos, mujer, hijo, madre y la deuda de tu padre, tu madre empieza a perder la cabeza, hospitales y mas hospitales, y gastos, vas de casa al trabajo, del trabajo a casa y en los ratos libres al hospital, tu madre muere.
No, no hay puntos suspensivos que te permitan coge aire. No hay puntos y a parte que te dejen descansar, y no quieres un punto final. Entonces, ¿qué harás mañana? Pues lo que hacen todos los héroes, levantarse y continuar, continuar, continuar,continuar, continuar, continuar...

No hay comentarios: