La historia del viejo Julius

Hola,

El viejo Julius, no nació siendo viejo, para ser exactos con sus palabras, "nací a una edad muy temprana". Así que el joven Julius Henry lo hizo por allá el año 1890 en la ciudad de Nueva York. Sus padres, inmigrantes en un barrio de inmigrantes, tuvieron 5 hijos sino recuerdo mal. Su padre, siempre según Julius, era el peor sastre del mundo, y cuando su mala fama como sastre se extendía por el barrio, cambiaban de casa, y de clientes. Mientras, su madre era una mujer ambiciosa que deseaba que sus niños triunfaran. Así el primer objetivo de Julius fue ser médico, y le echaron del colegio a los 12 años, pero él nunca dejó de leer lo cual le acabó dando su sabiduría y su particular punto de vista del mundo. Otra vez en sus propias palabras, "Encuentro la televisón muy educativa. Cuando alguien la enciende, me voy a otra habitación a leer un libro". Como lo de médico sin estudios no iba a funcionar, y Julius tenia voz de soprano- ya se que debería de ser de tenor, pero es la voz que tenia- y el resto de sus hermanos dotes para tocar y cantar, la madre con pasado en vodeviles, embarco a sus pequeños en el mundo del espectáculo. Julius siempre reconoció que eran malos, muy malos, lo justo para rellenar los minutos en el que se cerraban las cortinas para cambiar los decorados para el siguiente acto. Pero algo cambió cuando dejaron un poco de lado el cante y pusieron un poco de humor. ¿Qué sería de Julius sin humor?
En lo personal, se casó tres veces, a los 29 con una de 19, a los 54 con una de 24, y a los 63 con una de 20. Como resultado de todo, tres hijos y tres divorcios. Su definición de la mujer que buscaba era “Alguien que se parezca Marilyn Monroe y hable como George S. Kaufman.” Obvio que no la encontró, pero se divirtió mientras buscaba. Paso toda su vida dedicándose al espectáculo, consiguió fama, dinero, reconocimiento, trabajó en cine, televisión, radio y hasta escribió libros. Y fue a morirse, de escondidas, un 19 de Agosto de 1977, cuatro días después de Elvis Presley. Pero Julius era mucho Julius, y no podía solo tener una personalidad. Así que mientras Julius se quedaba en casa, para las reuniones familiares y esas cosas, a los escenarios de los peores teatros, de los peores pueblos, de Norte América se subía cada día Groucho Marx.
Después de una época de preadolescente cantarín de entreactos, él y sus hermanos descubrieron como mejoraba la cosa con humor. Empezaron a ser los cabeza de cartel de los antros de pueblos que aún estaban anclados en el viejo oeste. Y les fue bien. Así que aumentaron la compañía, y fueron las cabeza de cartel en teatros cada vez mas grandes. Y siempre vendiendo humor. Tanto tenían que actuar que al final Groucho dejó de pegarse, y despegarse, con cola los bigotes falsos, para mancharse el labio superior con betún. Tan bien les iba que llegaron a estrenar varias obras en Broadway, y tanto gustaron allí que empezaron a hacer películas en Hollywood. Llegó un momento que tanto trajín y ya teniendo una edad, decidieron dejarlo.
Pero al igual que Groucho no apareció de la nada en la película “Los cuatro cocos” no desapareció en “Una noche en Casablanca”, así que empezó por hacer radio, y triunfó. Le propusieron hacer un programa de preguntas-respuestas llamado “Apueste su vida”, que se emitía por radio y televisión a un tiempo, y triunfó. Así con éxitos y fracasos, hasta llegar a los 71, haciendo algo más de cine, de tele, actuaciones aquí, o allá, bailando un charlestón encima del bunker donde se suicidó Hitler,... o sea lo habitual en alguien como Julius, o Groucho. Su vida se cuenta por anécdotas, genialidades, historias reales, e inventadas, como aquella que asegura, que en su tumba pone aquello de "Perdóneme si no me levanto", falsa por cierto, y sobretodo por crear una filosofía marxista (de Groucho Marx) de ver la vida. Julius escribía lo que Groucho decía y Groucho decía lo que Julius pensaba, pero yo siempre me quedo con el viejo Julius.




El de gafas es Buenafuente, of course, el de la foto es el viejo Julius.


"Detrás de todo gran hombre hay una gran mujer. Y detrás su esposa."

1 comentario:

SAUVIGNONA dijo...

ammm la verdad que me la lei toda de punta a punta bien relatada con lo justo para saber del " viejo julius"
me gusto y se me hace que tuvo una vida llena de buen humor y sabiduria aunque lo hayan hechado del colegio jajaja(me parecio comico)
ahora ya se de donde sale el "apueste su vida"....de lo poco que he leido de el me gusta ese humor ..o no se como llamarle.....

me ha gustado bastante leer sobre groucho.
bien por vos que lo pusiste ...

besines jor y buen dia!