Arriba, arriba

Hola,

Durante los próximos días ya os seguiré dando la barrila sobre lugares que he visto en estas vacaciones, pero hoy he ido a ver Up y no puedo dejar de pasar la oportunidad de comentarla. Y la recomendación, si no la habéis visto es que ya estáis corriendo a verla.
Aprovechando que seguramente vuelva a ir al cine "cuando los sapos bailen flamenco" como dice la canción, he decidido gastar el último día de mis vacaciones yendo a la playa, celebrando el santo de mi madre (hoy es santa Rosa), y yendo a ver Up en 3D. Empezando por lo técnico, el 3D ha mejorado desde aquellos intentos, que los mas viejos como yo recordareis, que probaron a mediados de los 80, en que la revista TP te regalaba unas gafas de papel, con un celofán rojo y otro verde. Ahora en la sala te dan unas gafas de plástico duro y con apariencia de que aquello va en serio. Te avisan en la pantalla "Pónganse las gafas 3D" y empiezan a pasarte trailers en 3D, un corto de Pixar, y la peli donde los objetos y personajes salen de la pantalla y llegan al alcance de tu mano. Dicen que el 3D es el futuro del cine. De momento es espectacular, pero sería una pena que fastidiaran las historias por hacer que los objetos salgan de la pantalla en dirección a tu butaca.
Pero si vale para explicar una gran historia como la de Up, entonces han acertado. Yo me he visto identificado totalmente con el gruñón Carl. No solo por los gruñidos, que también, pero sin destriparos nada de la película, yo tomaría la misma decisión que él que le llevará a convertir su casa en una especie de gran globo de verme en su misma situación. Uno de los puntos que hace grande esta película es como en unos pocos minutos, y sin dialogo alguno, explica la vida de Carl y Ellie desde su boda hasta que él se queda solo. El resto es la aventura que emprende un viejo y viudo gruñón, por cumplir el sueño del amor de su vida, con acompañantes de lo más variopintos. Lo dicho, corred a verla.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Vaya, los acontecimientos del último año, hicieron que yo pensara que la historia Carl y su esposa, ya sólo se ve en el cine...