Lavado de cara

Hola,

Ayer puse online, para que todo el mundo lo pudiera ver, el lavado de cara de mi pequeño hueco en internet. No hay nada mas complicado que un programador se haga su propia web. Nunca la acaba y cuando la acaba no le gusta. Es aquel refrán que dice "En casa del herrero, cuchillos de palo".
Después de ver miles de webs, ves que puedes contar con los dedos de la mano las que realmente están bien hechas. Todas son mejorables, y todas tienen algún pero, pero todas tienen algo bueno. Y tu quieres que la tuya sea de las que se cuentan con los dedos de una mano, por no decir que la number one, y con todo lo mejor que has visto en todas. "No se puede repicar campanas e ir a la procesión".
Así que espero que no os moleste demasiado a la vista los nuevos cambios, y que alguno de los que llegan aquí de paso, se detenga y se una al grupo. En contenido no varia, el continente si. Como dice la canción "Una parte de mí, no cambió, y a la vez ya no soy el viejo Andrés que no dormía jamás."

1 comentario:

missmole dijo...

Me gusta que se resaltan mucho más los títulos de las entradas y la nueva imagen de la cabecera.