Mark y yo

Hola,

Recuerdo de pequeño haber pasado cientos de veces por la sección de discos, casetes para ser exactos, del Carrefor del Part. Una y otra vez veía la misma portada que me llamaba poderosamente la atención. Negra, donde gracias a una cinta del pelo, unas muñequeras, una chaqueta y la silueta de una guitarra, todo ello en colores chillones como de neón. Dire straits. Decían que era un grupo mítico, de los grandes. Así que un buen día con muchas dudas acabé comprándomelo. Esperé a estar tranquilo, puse la cinta en el walkman, le di al play, y no me gustó nada de nada.
Pasó el tiempo y mis gustos musicales se habían ampliado por diez, y un buen día volví a toparme con aquella cinta. Va son malos. Así que la volví a dejar. Pero el tiempo me llevó a fascinarme los tipos que tocaban Gibson Les Paul, Fender Stratocaster,... y un buen día me volví a topar con la cinta, la escuché, y no ha dejado de gustarme y descubrir cosas nuevas cada vez que oigo tocar a Mark Knopfler. Cosas del destino supongo.




Dire Straits-Down to the waterline

1 comentario:

SAUVIGNONA dijo...

ammm nunca habia escuchado este tema....

y sera capaz como dices cosas del destino!

besines jor
:)sau