Olé porque me late así

Hola,

Día a día que pasa tengo la extraña sensación de haberme equivocado en algo. Como si después de creer que has seguido las indicaciones que te dieron al pie de la letra, ves que no estas donde querías llegar, pero tampoco sabes que esquina doblaste mal. Repaso mis pasos de memoria y soy lo suficientemente listo para darme cuenta que tomé alguna decisión equivocada, sino no estaría aquí, pero no logro saber que fue.
Me miro en el espejo y el tonto reflejado no tiene pinta de serlo mas que otros tontos que conozco y que están mejor que yo. Que no estoy mal, pero no estoy donde quería estar. Entonces aparece aquello de tener suerte, la cual debí de dejar en algún lugar olvidada, porque sino truco la moneda a mi siempre me sale cruz. Hay quien dice que le gustaría estar donde estoy yo, pero esa no es la cuestión, sino que parte de mi no está donde pensé estar a estas alturas del camino.
A fin de cuentas ya no se puede hacer nada, ahora ya estoy aquí y por suerte vosotros allí. Así que hay días, semanas, meses como estos en los que mi cabeza me traiciona y he de respirar hondo, mirar a las estrellas para situarme donde estoy, calmarme para volver a pensar con claridad, mirar un segundo atrás para repasar y sentirme orgulloso de lo recorrido, porque aunque este equivocado es el camino que me latió en cada momento, atarme de nuevo los zapatos y volver a dar de nuevo un primer paso, y un segundo, y un tercero,....

2 comentarios:

MiYiTiKiTo dijo...

mmmm Jordi no te rayes,,, es normal yo tb pienso eso a veces... pero las decisiones tomadas en la vida no llevan a esto... lo mejor es no pensar y ver todas las temporadas de LOST o de TRUE BLOOD de corrido.. XD

silverssmoon dijo...

Piensa que el camino no ha acabado, te queda mucho por andar, quizá en este punto no estés donde tenías pensado pero eso no tiene por qué ser señal de mala suerte o de que te hayas equivocado, quizá tu camino hace un pequeño rodeo y eso hace que no estés a estas alturas donde están otros pero todo tiene su lado bueno, por ejemplo que disfrutaste más del paisaje.

Como tu bien dices es el camino que te latió en cada momento y eso es lo único importante, hacer el camino según nos late, no la meta.

Besitos