La cosa va de tontos

Hola,

El otro día comiendo surgió una conversación de esas filosóficas a la hora de comer. ¿Te gusta tu trabajo?¿Trabajas en lo que querías ser cuando eras pequeño? No se a que os dedicáis, al menos no de todos los que me leéis, pero ¿que respondéis?
Mi respuesta es fácil, siempre he trabajado en lo que me gusta y en lo que quería ser de pequeño. He ido haciendo pequeños cambios porque cuando empecé en esto, una web era un sueño en monitores de fósforo verde. Siempre he pensado que ojala tener una mujer que me quiera a mi lado fuera igual de fácil, pero entre bits parece que me manejo mejor, son o si o no, o 0 o 1. Así que desde que me pusieron un teclado delante, cuando tenía 11 o 12 años, ya vi que aquello era lo mío.
Al final de la conversación filosófica llegamos a dos conclusiones, que para estar a gusto en tu trabajo influye mucho hacer lo que querías, o como mínimo algo que te guste aunque en un principio ni sabias que te gustaría, pero hay también un segundo factor importante, el número de tontos que tengas por encima. Por mucho que te guste tu trabajo, si hay mucho tonto decidiendo al final tu trabajo se complica. Y se de que hablo ya que en el mundo de la informática hay mucho tonto, mucho cantamañanas, y mucho vendedor de humo. De ahí muchos de los problemas de mis últimas semanas. Pero a mas tontos por encima, peores decisiones, lo que implica que acabas haciendo encajes de bolillos para obtener los resultados de los tontos, y empeoras el producto, aunque no para sus ojos. La solución sería ir escalando puestos para tener el mínimo número de tontos por encima, pero tiene el inconveniente que asciendes por méritos, porque lo haces bien, así que cuando dejas de ascender es señal que no lo estas haciendo tan bien, así que te has convertido en el tonto de alguien.
Lo dicho ¿Te gusta tu trabajo?¿Trabajas en lo que querías ser cuando eras pequeño?

5 comentarios:

Irene dijo...

Yo sí, me gusta mi trabajo y era más o menos lo que quería hacer de pequeña.

No cambiaría de sector aunque reconozco que muchas veces (y sobretodo ahora con la crisis) me pregunto a menudo: "¿quién me mandaría a mi menterme en esto?","¿y yo tengo que aguantar estas impertinencias?","voy a buscar en infojobs"...

Pero cuando hay días buenos disfruto mucho... ¡¡¿¿cuándo se acaba la crisis??!!

silver´s moon dijo...

Yo no estoy haciendo lo que soñaba de pequeña, la ventaja que veo a mi trabajo es la "seguridad" que te da trabajar para el Estado, además el trabajo y el ambiente de trabajo no están mal.

Por eso, a pesar de estar bien metida en la treintena, estoy estudiando una carrera, para poder moverme por otros sitios.

Un beso

estoy_viva dijo...

Si realizas un trabajo que te agrada no importa para nada los conflitos que haya en el y si encima recibes dinero por lo que te agrada doblemente feliz.
Feliz fin de semana
Con cariño
Mari

Renata Almeida dijo...

acho melhor nao responder essa pergunta!

missmole dijo...

Yo es que de pequeña no tenía muy claro a qué me quería dedicar (sólo que no tuviera nada que ver con la hostelería!!).

Generalmente ahora me gusta mi trabajo, es dinámico y entretenido. Aunque a veces desespera no poder avanzar debido a que a otros les cuesta tomar decisiones hasta el último momento.