El día que te conoció

Hola Leyre,

Te escribo esta historia que me han contado, y que te contaré mil veces, y cuando no me creas, te diré que lo puedes leer en mi blog en el post del día 15 de Diciembre de 2009.
Ayer era un día frío y lluvioso, y Stitch, tu padre y yo nos mojamos de camino a tu casa desde casa de tus abuelos, ya que a ambos se nos había roto el paraguas. Sincronicidad. Dicen que al llegar a casa Stitch estaba congelado, así que al ver a tu madre en el sofá cubierta con la manta pensó "mira tiene eso que da calor". Así que pegó un salto y se planto en su barriga. Se acurruco como otras veces y de golpe y porrazo levantó la cabeza y miró a tu madre, sorprendido, con expresión de "¡¡ey, no lo notas!!". En vista que tu madre no reaccionaba, volvió apoyar su cabeza en la barriga, pero sin apartar la vista de tu madre, supongo que esperando alguna señal por su parte de que aquello no era normal. En vista que a nadie le parecía extraño, y que se estaba calentito, se durmió. Así que a partir de hoy diremos que oficialmente, es el día que Stitch fue consciente de que existías.
Seguramente a día de hoy ya ni se acuerda de ti, que deberá de olerte un par de veces para acordarse de ti, pero nosotros sabremos que ayer fue el día que te conoció.

3 comentarios:

silver´s moon dijo...

Estoy segura que desde ya Stitch sabe de la llegada de Leyre y que serán muy buenos amigos.

Tierna historia que encantará a Leyre.

Un besazo

Renata Almeida dijo...

:) Stitch vai cuidar de Leyre! E vão ser bons amigos. Já verás!

SAUVIGNONA dijo...

muy tierno jor...muy tierno...

si nadie se acuerda de stich por favor me lo mandas? prometo cuidarlo y hacerle muchos mimos....

voy a cuidar bien del...jojojoj

bueno me le das un beso a stich ce mi parte...y creeme que se pondra muy contento cuando llegue la pequeñuela


besines jot:9
sau