Grandes dinosaurios

Hola,

Hay conciertos en los que casi ninguna canción de las que suenan son nuevas, y además la gente lo agradece. Pero para llegar a subirte a un escenario y hacer una cosa así, llevar unos 50 años en esto de la música ayuda.
Poneros en situación, nacéis en el año 1942, en la ciudad de Liverpool. Vuestros padres deciden llamaros Paul. Pasáis los años 40y 50 escuchando toda la música que acaba de nacer al otro lado del Atlántico, Chuck Berry, Chubby Checker, Elvis Presley... Perdéis a vuestra madre de joven, y conocéis aun chaval llamado John que también la ha perdido. A los dos os encanta la música y montáis varios grupos. En uno de ellos conocéis a un crío llamado George, que toca la guitarra como nadie. Llegan los años 60, finalmente encontráis un grupo estable reduciendo el grupo solo a 4 personas y finalmente introduciendo a un chaval que se hace llamar Ringo. Empezáis a sacar discos y os convertís en el grupo con mas fans de las islas. Vuestra música se extiende por Europa y la gente cada vez os quiere mas. Compones una canción llamada Yesterday y empiezas a creer que eres el puto Mozart moderno. Se os resiste pero acabáis conquistando los EE.UU. con vuestra música. Esto hace que os convirtáis en el mejor grupo de la historia, pero también que rompáis en los 70. Dicen que has muerto, que tu eres tu doble. John se dedica a sacar discos, y dicen que es un genio, tu no puedes menos que seguirle y montas otro grupo con tu mujer, The wings. A George no le va mal, pero tampoco bien. Ringo... todo el mundo quiere a Ringo. Llegan los primeros días de los 80, asesinan a John y tu decides ponerte a cantar en solitario. Sacas éxitos y cancioncillas, y te niegas a cantar canciones de los Beatles. Llegan los años 90, estas de vuelta de todo, y decides que se puede cambiar de idea y tocarás lo que quieras, donde quieras y como quieras, porque si, y porque el castillo donde vives te da la razón. Pierdes a tu mujer, y a tu amigo George. Y todo el mundo sigue queriendo Ringo. Así que con tus 68 años, tu vida acaba consistiendo en subirte cuando te da la gana a un escenario, tocar las canciones que te gustan y tener a un millón de fans incondicionales de tus canciones de los Beatles, de los Wings, en solitario y de las que cantas en la ducha y así sacar unas monedillas para pagar al servicio.
Por supuesto estoy hablando de Paul McCartney y el concierto esta grabado en la ciudad de Nueva York en el 2009. Faltan canciones, lo se, pero con lo que hay os podéis hacer una pequeña idea de lo que debe de ser un concierto así.

2 comentarios:

SAUVIGNONA dijo...

ammm si debe ser un gran momento y un concierto espectacular en vivo y en directo...pero quizas alla tengan mas oportunidades de escucharlo...aqui solo llega hasta bs as.y me queda lejos ...
besines
:) sau

silver´smoon dijo...

Tiene que ser una gozada eso de que elegir lo que quieres cantar donde quieras cantarlo sabiendo que tendrás miles de seguidores elijas lo que elijas.

Besitos