Cinema paradiso

Hola,

Voy a destrozaros el final de una película, así que parad de leer si no queréis ver el final de "Cinema Paradiso". No es una cosa que se deba hacer. De toda película, por mala que sea, se explica el principio de la trama y poco más. Si es buena o mala, si os ha gustado o no, pero nunca se explica entera, ni como acaba.
Pero he vuelto a ver "Cinema Paradiso", una película de cine, para los que les gusta el cine, y con esto debería bastaros para verla, si no lo habéis hecho ya, pues es del año 1988. Si os queréis alargar, podéis explicar que cuenta la vida de Toto, un niño que nace en un pueblecito italiano en la primera mitad de siglo XX. Que como todos los niños alucina con ese nuevo invento que son las películas de cine, pero tanto o mas que las películas le gusta lo que ocurre dentro de la cabina de proyección y se hará amigo de Alfredo, el proyector del único cine del pueblo el "Cinema Paradiso".
La película quizá decae a la mitad, pero el inicio es fantástico y el final emotivo. Es una de aquellas películas que no te cansas de ver una y otra vez. Y realmente da igual si os destripo el final, porque no es relevante. Lo relevante es toda la historia. Pues aquí tenéis el final. Toto ya es un famoso director de cine en Roma, Alfredo acaba de morir y le deja una vieja bovina de cine, y se sienta a solas en una sala a verla. En ella están juntos todos los besos que la censura cortó durante años en las películas del "Cinema Paradiso". Si has llegado hasta aquí dale al play.




"Nuovo Cinema Paradiso" Final Scene

Espero que ahora entendáis que merecía la pena ver este par de minutos

2 comentarios:

SAUVIGNONA dijo...

no vi la peli ..pero si rescato algo es que ...asi uno tendria que emocionarse ....de una pelicula o de un cuadro...o de paisaje...bueno no se ,..yo digo...

besines para vos y para stich!

sau
:)

Silver's Moon dijo...

Qué románticos esos besos.... aaaiiinnnss, que se me escapa un suspiro involuntario.

Tienes razón, sólo por estos dos minutos ya merece la pena verla.

Gracias por compartirlos.

Un besazo