El beso

Quedan cuatro minutos, Fernando Torres tiene el balón en la banda. Levanta la cabeza. La gente contiene la respiración. El 'niño' Torres centra dentro del área donde ha visto a Iniesta. El balón lo corta la defensa holandesa, pero va a caer a pies de Cesc. Resignación y tensión en la gente - Venga que podemos. Esta de espaldas a la portería, presionado por dos defensas y un tercero algo más alejado, pero sabe donde esta Iniesta y que es a él a quien ha de hacerle llegar el balón. Sigue de espaldas a la portería y se mueve hacía su izquierda, los defensas se le tiran encima, pero mete el pase a Iniesta. La gente se medio levanta de sus sillas. Intenta controlar el balón de primera, mientras encara a portería, y sin entrar en fuera de juego. Pero el maldito Jabulani, así han llamado a este balón, bota de manera descontrolada como suele. El portero sale de debajo de los palos, para que el hueco que tenga el delantero para chutar sea mínimo. Un defensa se lanza por el suelo con una pierna al aire. El Jabulani no acaba de bajar. La gente esta paralizada. Finalmente cae, y antes de que toque el suelo, Iniesta empalma una bolea, que pasa entre el defensa y la mano del portero. Toca el balón el portero, pero no lo suficiente para evitar que Iniesta, Don Andrés, 'Lo puto gusiluz', el genio,... salga corriendo poseído por la mayor alegría de su vida, sacándose la camiseta de la roja, azul el día de hoy, y dejando visible la interior donde lleva escrito un recuerdo a su amigo Dani Jarque, que en unos días cumplirá un año de su muerte. La gente chilla, salta, se abraza,... Los compañeros solo le dejan llegar a Iniesta hasta el corner, allí se le hecha todo el mundo encima. Los jugadores holandeses se les ve derrotados. Todas las patadas que han dado durante 126 minutos, incluso con la que le clavaron los tacos de las botas en el pecho de Xabi Alonso, y que nos dolió a todos, no han podido con esta selección. Xabi Alonso al terminar dijo, "A veces ganamos los buenos", en plural, un sabio a ratos.
Pero la gente entra en una especie de trance, entre incredulidad, alegría, nervios, de shock porque lo único que recuerda todo el mundo con claridad es esto


¡Iker Casillas Besa a Sara Carbonero! - Final Fifa 2010 Sudáfrica

El beso del portero, y capitán de la selección, a su novia, y presentadora de deportes de la cadena que retransmitía el mundial. Relación esta de trabajo-sentimental, por la que periódicos muy serios ingleses habían dado como causa que España perdiera el primer partido, y que no pocos aprovecharon aquí para "machacar" mediáticamente a la pareja. ¿Cuantos no quisieron ser Iker en ese momento?¿Cuantas no quisieron ser Sara? Una demostración más que el fútbol es sentimiento.

2 comentarios:

Silver's Moon dijo...

Momentazo el beso de Iker a Sara.... Recuerdo que estábamos viendo el partido más de 12 personas y en el momento beso uno de los del grupo dijo: "ahí Iker, con dos cojones, para que hablen por algo" jajajajaa

Me alegré muchísimo por España, pero como imagen, el beso me parece lo mejor de esa noche.

Un besito

SAUVIGNONA dijo...

ammm bueno lo del beso me lo contaron.....espero verlo ...
una vez mas felicidades!


besines