El tortazo

Hola,

Hoy he leído en una noticia pequeñita en el periódico, de esas casi escondidas, que en las fiestas de un pueblo el cura había atorteado a un feligrés.
Al parecer era una de estas fiestas que se han puesto tan de moda enseñarnos por la televisión. De esas de mucho alcohol, y seguramente maltratando algún animal. Estas cosas no las entiendo, pero tampoco entiendo como gente que no pisa una iglesia en todo el año, el día de la patrona del pueblo, se convierten en cristiano viejo y se pelea por sentarse en la primera fila. Pues a una de estas personas, también tuvo la ocurrencia de ir a comulgar, y por ignorancia, falta de práctica o estupidez supina, no tuvo mejor idea que partir la ostia consagrada. El enfado del párroco fue máximo, y lo hecho de la iglesia a porrazos y reprobándole lo que había hecho con el cuerpo de Cristo. Por lo visto, el tipo salio caliente y sin entender nada.
No deja de sorprenderme el estupidiario de la gente.

2 comentarios:

Silver's Moon dijo...

Anodada me dejas por el imbécil que partió la ostia y por la agresividad del cura. Aaiinnss que vida esta...

Besitos

SAUVIGNONA dijo...

ammm bueno seguramente se lo tenia merecido por partir la ostia...
pero aqui veras como un representante d dios actua con vilencia que queda para los demas?
besines jor!
:) sau