La cena secreta

Hola,

He acabado de leer "La cena secreta" de Javier Sierra. Un libro de aquellos que os encantará si os gustan los misterios por resolver. Siguiendo la "moderna" corriente de conspiraciones de la iglesia, y como en el caso del "Código Da Vinci" con el cuadro de La última cena, como centro de toda la intriga. A mi me ha encantado, por suerte últimamente estoy eligiendo bien.
El libro cuenta como Agustín Leyre, esta pasando sus últimos días a orillas del Nilo, donde esta escribiendo la historia que cambió su vida. Todo empieza el Enero de 1497 cuando siendo fraile dominico e inquisidor experto en la interpretación de mensajes cifrados, es enviado a Milan ya que una serie de cartas anónimas acusan al maestro Leonardo da Vinci de ocultar un mensaje secreto y herético en su obra La última cena.

Leonardo impresionado por el olor a incienso y aceites de aquella pequeña celda, contempló admirado el rostro marmóreo de la beata. La pobre apenas podía abrir sus ojos.
-No creo que yo pueda hacer nada por ella - dijo.
-Lo sé, maestro.Fue ella quien insistió en veros.
-¿Ella?
Leonardo inclinó su cabeza hasta acercarla cerca de los labios de la moribunda. Llevaban un buen rato temblando, como si murmurara una letanía apenas audible.El párroco de Santa Marta, que ya había extendido los santos óleos sobre sor Verónica y rezaba el santo rosario junto a ella, dejó que el visitante se acercara un poco más.
-¿Todavía pintáis gemelos en vuestras obras?
El maestro se extrañó. La monja le había reconocido sin molestarse siquiera en abrir los ojos.
-Pinto lo que sé, hermana.
-¡Ah, Leonardo! - bisbiseó-. No creáis que no me ha dado cuenta de quién sois. Lo se perfectamente. Aunque a estas alturas de mi vida no vale la pena ya litigar con vos.
Sor Verónica hablaba muy despacio, con un tono casi imperceptible que al toscano le costaba entender.
-Vi vuestro retablo de la iglesia de San Francesco, vuestra madonna.
-¿Y os gustó?
-La Virgen, sí. Sois un artista con un gran don. Pero los gemelos no... Decidme, ¿los habéis corregido?.
-Lo hice, hermana. Tal y como me pidieron los hermanos franciscanos.

2 comentarios:

ipodgirl dijo...

Lo leí hace bastante y me encantó... Es uno de esos libros que te engancha y no quieres parar de leer :)
Saluditos!

missmole dijo...

Yo también lo leí hace tiempo y me gustó mucho. Me gusta la narrativa de Javier Sierra porque engancha.