Todo tiene su pero

Hola,

Ya volvemos a estar en las agradables temperaturas de un solo dígito. Agradables porque en lugares no demasiado lejanos las temperaturas son negativas. Frío que no es extraño en esta época, y que espero revivir más veces, pero no por ello dejaré de quejarme. Los que ya no se que deben de pensar son los miles de inmigrantes de la ciudad, que la mayoría vienen de lugares mucho más cálidos, al encontrarse con estas temperaturas.
Pero la Navidad ha pasado igual con frío que sin él, y después de unos cuantos años sin hacerlo, se han vuelto a reunir los Ximénez. Los problemas de no reunirnos son logísticos, de donde meter a una treintena de personas. Es una de las mejores sensaciones del año la de volver a verlos a todos, sobretodo porque el día a día o la distancia no lo permite, pero... Todo siempre tiene un pero y en este caso son las viejas costumbres que no se pierden.
La costumbre de mis tías de "despellejar", "hacer un traje" o sea criticar a todo lo que se menea. Que no habrán dicho de mi en los años que hace que me conocen. Ese punto machista que tienen los hombres de mi familia cuando están en manada, y esos relatos que no se cree nadie, y menos nosotros que somos la familia. Las frases que se repiten como la que ahora ha pasado a uno de mis primos que a sus quince añitos ya mide 1'90 eso de "No crezcas mas", o "No comas más, que llegarás al techo", o "vas para jugador de baloncesto". Todo eso siempre me lo decían a mi con solo 1'80. Ahora las preguntas que me hacen ya son del estilo "cuando te casas", "no quieres tener niños". Bueno, a mi y a todos mis primos desparejados. O esa sensación que tras toda mi vida dedicándome "a eso de los ordenadores" como ellos lo llaman, aun no saben a que me dedico. Y comer, y comer, y comer, y rumba y salsa a todo trapo por los altavoces, pero... Todo siempre tiene un pero, todo compensado con ver contenta a mi madre por reunir a sus hermanos, y porque por alguna razón ese caótico día siempre tiene algo mágico en mi cabeza. Ya sabéis que mi cabeza nunca ha sido algo funcional. Ahora, a por el fin de año.

1 comentario:

SAUVIGNONA dijo...

ammm bueno yo tambien tengo de esos parientes que como que lo que te dice te choca....siempre para la navidad me los tuce que bancar...pero esta navidad no fueron a lo de mi abuela ...y por lo menos yo estuve tranquila y rebozante...pero mi abuela estaba snetida...
cosas que pasan,

besines jor!

:)sau