Sesenta

Hola,

Hoy mi madre cumple sesenta años, ahí es nada. Celebración poca, por razones que no vienen a cuento ahora mismo.
Ella esta ilusionada en cumplirlos, como quien ha conseguido una meta. Ha trabajado todo lo duro que se puede trabajar y ahora ya tiene su merecido descanso. Materialmente tiene un piso propio, un coche y algún ahorrillo. En lo demás continua casada con con el mismo hombre que hace treinta y siete años, tiene un par de niños, una nieta mofletuda e incluso un yerno que la quiere. Seguramente esperaba que su hijo ya estuviera casado, con niños y con un trabajo serio como notario, médico o abogado, o como mínimo en uno que ella comprendiera. Porque eso de la informática y el peligroso internet no lo entiende.
Esperemos que los sesenta y uno sean más óptimos para celebraciones, y Leyre entienda de una vez que son eso de las velas o aquello otro que cantan de "Cumpleaños feliz...". Pero son sesenta años vividos, algo que nos queda muy lejos a muchos. Esperemos que que podamos llegar.

No hay comentarios: