Quiero unas alas

Hola,

Alas y un sitio junto al mar
y una corriente de aire
para dejarme llevar
donde haya quien me quiera y yo le quiera
y de mi no quiera nada.


Alas (Jarabe de Palo)


Mañana será el día en que me revisarán, a ver que tal estoy. Ha pasado una semana sin medicamentos. Veintidós días trabajando. Treinta y cinco días sin estornudar, hoy se ha roto. Treinta y seis desde uno de los peores días de mi vida.
Veintidós días desde que decidí que tenía que cambiar cosas de mi vida, más bien de mi cabeza. Dicen que con veintiuno hay suficiente, yo creo que necesitaré alguno más, quiero cambiar muchas cosas, pero lo haré porque tengo razones para ello.
La misma razón, u otra parecida, por la que dentro de tres días se cumplirán seis años que decidí escribir en este blog cada día, un poquito de todo, de nada, porque había que cambiar. ¿A Alguien le sobran unas alas?

No hay comentarios: