La foto

Hola,

Antes de nada, felicitar a mi padre que ayer fue su cumpleaños, 64, y hoy a mi hermana y a mi cuñado que hoy hace cuatro años que se casaron, como pasa el tiempo.
Y esto es una historia salida de mi imaginación, de vez en cuando me pasa y después de darle cuatro vueltas rápidas os las pongo bajo la etiqueta de historias cortas solo por torturaros. La canción de la que hablo en el texto podéis oírla y verla aquí.
Ya me perdonarán que me haya quedado aquí pasmado delante del monitor del ordenador. Pero es lo que tienen las nuevas tecnologías.
Cuando mi abuelo "festejaba" y por lo que sea la cosa salía mal, pues con no pasear por el mismo barrio que la señorita en cuestión, raramente se volvían a ver. Y la foto, si tenia alguna, con guardarla en aquella caja en aquel cajón, bastaba. Para mis padres ya había mas tecnología, pero con no volver al pueblo de al lado por fiestas y quemar la caja de fotos, ya era mas fácil lo de hacer fotos, había suficiente. Mis hermanos mayores eran mas de discotecas y garitos, con no volver a ellos una temporada, o volver pero lo suficientemente borrachos, y borrar del móvil las fotos, y sobretodo el número para no llamar "todo tajado", el problema estaba resuelto. Eso si, para todos y en cualquier época, siempre les quedaba esa odiosa cosa de los recuerdos, que aparecen a traición cuando menos los esperas, pero ya saben que el alcohol limpia hasta los recuerdos.
Pero aquí me tienen a mis dieciséis, con mi cuenta de facebook, twitter, flickr, tuenti,... y alguna mas de la que ya no recuerdo las contraseñas, y con acceso a todo el planeta. Más listo a mis dieciséis que mis abuelos, padres y hermanos, pero al entrar hoy en Facebook he visto en el muro que ponía, nosequien ha cambiado su foto de perfil, les juro que ni me fijé que nombre ponía, hice clic y ha pasado.
Allí estaba su foto. Tan guapa. Tan sexy. Tan todo, que se me ha juntado algo que ha empezado en el estomago, se me ha quedado en la garganta e impide que le llegue el oxígeno al cerebro. Porque no hay otra explicación que la falta de oxígeno en el cerebro, para que lleve contemplando esta foto de un perfil de facebook en el monitor de mi casa, durante los últimos treinta minutos. Por el rabillo del ojo veo que hace un rato mis colegas me llaman por messenger, pero no puedo apartar la vista de la foto y de hacer correr el puntero del ratón por el perfil de su cara. Soy un sentimental, pero no vayan a pensar que soy un crío, o un llorica de estos de lágrima fácil, que como ella las tengo miles, aunque ahora mismo si yo fuera un ordenador les pediría que me reiniciaran porque creo que me he colgado.
Hace tiempo que no nos vemos en la calle, y ya no nos hablamos como antes y cuando lo hacemos no me dice esas ñoñerías de chica. Un felicidades en los cumpleaños, o un me gusta en el facebook, o un retuit en twitter, o un :-) de vez en cuando a un comentario ocurrente es nuestra comunicación en los últimos meses. Por mi parte evito hacer clic en todas aquellas miniaturas donde la distingo a ella, porque si me fijo y al lado tiene a otro tipo me entra como una especie de no se que que que se yo, que mi hermana dice que son celos, yo no se que será pero me pongo malo.
Pero lo que les contaba al principio, no suelo quedarme pasmado delante del monitor, ni cuando veo fotos de tías en bolas, pero ha sido verla sin querer y no puedo dejar de mirarla. Tan guapa. Tan bella. Tan ella. Ahora entiendo esa canción que sonaba una y otra vez en la habitación de mi hermano cuando le dejo la Puri, esa que decía "Yo no quiero saber por qué lo hiciste; yo no quiero contigo ni sin ti; lo que yo quiero, muchacha de ojos tristes, es que mueras por mí."
Como decía esto es culpa de las nuevas tecnologías que te dan hasta la información que no quieres tener y para colmo no puedes escapar. Me conecte donde me conecte a internet, puede aparecer ella allí, tan guapa, tan... bueno ya saben... Perdónenme pues y vuelvan mañana, que ya habré reiniciado mi cerebro, le habré pasado un antivirus al estomago y recopilado los procesos del corazón. "...yo no quiero París con aguacero, ni Venecia sin ti"

2 comentarios:

SAUVIGNONA dijo...

a buenisimo esto que lei....

a veces pasa...pero es que el mundo tuiter o feisbuc no lo entiendo ..yo apenas puedo con un blog...


pero quizas es mejor par que conozcans gente o mejor dicho mujeres...

besines jor
adeu
SAU :P

P/D: LA FOTO DE LEYRE ESTA LINDISIMA!!!! ESTA MUY BELLA ESA NENA ME LA CUIDAS Y ME LA MIMAS EH?

Renata Almeida dijo...

Me ha encantado la historia!
Tu si q sabes :)