Mas de playa que de montaña

Hola,

Uno de los lugares mas curiosos para ir a observar a la gente es la playa. El maestro Francisco Ibáñez podría extraer viñetas y viñetas con situaciones playeras (seguramente ya lo ha hecho).
Las chicas guapas y jóvenes haciendo top less. La chica joven y guapa, en la que tus ojos se pierden, acompañada por sus tres retoños. El padre cachas, calvo y con tatuajes sexys. Los bebes y sus torpes pasos sobre la arena. Los hombres que enseñamos sin vergüenza nuestras barrigas cerveceras o paelleras. Nunca puede faltar ese bocata impresionante, ese tupper con la tortilla hecha de anoche, esa bolsa de patatas. La sombrilla asesina que empieza a volar cuando sopla una ligera brisa. Esos partidos de fútbol con porterías marcadas por chancletas. La no tan joven que dice para que se lo coman los gusanos que lo disfruten los cristianos. Los aprendices de surferos, que se creen un gran kahuna y parecen pringaos sobre un trozo de madera. Los castillos de arena en la orilla. Los de yo solo me mojo los pies y salgo. Esas chonis que solo tocan el agua para refrescarse, sin mojarse el pelo, y de nuevo vuelta y vuelta en la toalla. Esos niños que caminan hacia el agua hipnotizados por las olas y que si no te apartas te pisan a la toalla y a ti. Nombres tatuados en lugares que se supone que solo él/ella debían de ver. Ese niño que cree haber encontrado un tesoro al toparse con una pechina, cuando la orilla esta repleta de ellas. El avisador de medusas, allí hay una, allí hay otra. Ese bebe que se acaba de escapar de sus padres mientras lo vestían y corre desnudito entre toallas. Esa/ese tipo/tipa delgado/delgada que se zampa un bocata que si tu te lo comes necesitarías tres meses de no comer para sacarlo de tus michelines. Los que hacen posturitas imposibles para tomar el sol y enseñar abdominales en forma de tableta de chocolate mientras esperan que la rubia se fije en ellos. Palabras tatuadas como Hardcore, que van a juego con el peinado y el tipo que lo luce. Esa pelota hinchable que el viento hace saltar por encima de todos los vecinos de toalla. Esas dos familias que corren desde el final de la playa por el hueco que han visto. Y la mirada de la familia perdedora. Esa gente que te encuentras cada día en el mismo lugar y que ya parecen de la familia. Los que se sorprenden cuando un pez pasa por su lado. La gorda, siempre hay una gorda. La chica que hoy estrena tanga y lleva el culo quemado donde los días anteriores le cubría el bañador. Los garrulos de playa que no tocan el agua, se torran como en una parrilla vuelta y vuelta, y aplauden a las mozas al pasar. Esas mujeres que toman el sol en top less y se colocan la parte de arriba para entrar en el agua. Ese chaval en edad de tener vergüenza de todo, que sabe que su hermana mayor es muy guapa, y no sabe donde meterse mierras ella le achucha entre sus brazos. Los críos que armados con gafas de buzo, que al meter la cabeza debajo del agua dicen que han buceado. Verdaderas obras tribales, que con ropa no se ven. El cazador de medusas que orgulloso enseña en un cubo la que ha pillado, mientras la toca con un palo. Todas las marujas y pepes que se acercan al cubo y comentan la medusa y el yo vi una mas grande. La que tiene tanto que se las sujeta con las manos para correr. El abuelo/abuela que permanece vestido de cintura para arriba, bañador abajo y sombrero de paja o gorra de béisbol en la cabeza. La pareja que a escondidas intentan acariciarse y besarse, y de reojo miran a ver si les miran. Los padres que buscan a sus niños. Los niños que buscan su sombrilla. La panda de chonis que quedan en un numero no inferior a veinte para "triunfar". La que siempre esta molesta con que hay mucha gente. Esos ases del tenis mundial sobre arena de playa. El que lee el periódico deportivo del día. Los que ya no nos quedan complejos. Los que no tenemos nada a enseñar. El que marca paquete. El que entra en el agua con la riñonera(mariconera). Los que piensan que tienen un título de ingeniería en construcción de castillos de arena y fosos de agua. Los que se quedan a decenas de metros del agua solo para tomar el sol. Los que corren porque les quema la arena en los pies. La señora que solo se moja la barriga porque el agua esta muy fría. El encuentro de varias familias, nunca en numero inferior a veinte personas, bajo varias sombrillas, para que los niños jueguen, las madres critiquen y los maridos hablen de sus cosas. Los abuelos que solo van a caminar porque va bien para la circulación.
Podría escribir un montón de líneas mas, y seguro que vosotros también, pero espero que así quede claro que por esto y mil cosas mas soy de playa, aunque como me pasa a mi, estés mejor con ropa que sin ella.

1 comentario:

Renata Almeida dijo...

esta clariiiiiiiiiiiiiiiiiiiisssssssssiiiiiiiiiimo que mejor la playa que la montaña! aunque tiene gracia esta tan cerca de las 2. Mas, enfin...soy muy feliz por cambiar Andorra por Sitges xDDD
y ostras Jordi...q observador eres tu!
besos!