Ahí van mis impuestos

Hola,

Inmersión lingüística y lengua vehicular. Quizá os suene a chino, visto que en los medios de alcance nacional casi no he visto que mencionen el tema, pero si estáis aquí en Cataluña no dejareis de oírlo. Los dos términos se refieren al idioma que se utiliza en las escuelas de Cataluña a la hora de dar clases o de comunicarse con los alumnos y los padres. No os engañéis todo es política. Aquí desde hace años la lengua utilizada en las escuelas es el catalán. No tiene nada que ver con que tengamos una asignatura mas que el resto de España y que nos cuente para la media de nuestras notas, sino con que en las clases el profesor las da en catalán, los libros están en catalán, las notas que se envían a los padres están en catalán,....
En Cataluña hay unos siete millones y medio de personas, lo cual debe de suponer un montón de familias que tienen a sus niños en alguna escuela. Dicen, no tengo como comprobarlo, que unas cinco o seis familias al año se quejan formalmente de que sus hijos no reciben la educación en castellano, y posiblemente sean las mismas familias todos los años. Este grupo de quejas no llega al 1% de las familias, así que la mayoría o no se quejan o les parece bien, entre estas hay sudamericanos, magrebís,.... Pues tres de estas familias que si se quejan, apoyadas en no se que medida por un partido españolista cuyos representantes no dudan en hablar el catalán mas purista cuando quieren ganar votos, han llevado sus protestas de juez en juez hasta que han llegado al tribunal máximo. El cual ha dictaminado que tienen razón, y que a partir de ya, la lengua vehicular han de ser las dos en todos los colegios de Cataluña. Esto supone dar clases en los dos idiomas o sea libros nuevos. Enviar las cartas a los padres en dos idiomas, o sea mas papel gastado. Que si un alumno se empeña, esa clase que se da en catalán, la tendrán que impartir en catalán para todos y en castellano para él. Y muchas mas sandeces del estilo.
Pues todo esto esta causando un gran revuelo, pero como os digo todo es política. En ciudades como la mía, a la práctica mayoría de la gente nos la trae al pario en que idioma nos hablen. En ciudades pequeñas y pueblos donde han hablado, hablan y hablarán en catalán todos los días desde el alcalde al cura, del pescatero al borracho de la esquina,... que hasta el perro ladra con acento catalán, esta ley les trae sin cuidado, mas allá que tendrán que redactar los documentos en dos idiomas, sabiendo que uno no se lo leerá nadie. Así que en resumen, solo aplaudirán la medida (que dicen que nos costará no se cuantos millones de euros) una decena de familias en una población de mas de siete millones de habitantes. Y cuidado, que nadie habla en ningún momento de educación, ni de su calidad. Porque el nivel académico de aquí es tan bueno o tan malo como en el resto de España. Porque el nivel de dominio del castellano de los alumnos aquí es tan bueno o tan malo como en el resto de España. Y encima hablamos catalán. Así que es muy triste ver como los políticos se pelean por esto y no de como nos sacan de la puta crisis.

No hay comentarios: