El día de Navidad

Hola,

Ayer Leyre fue medio consciente por primera vez que significa un día de Navidad en mi familia. Ella ha tenido la suerte de vivir los dos primeros años de comida en un restaurante, pero nada le evita el calor, el ruido y la mucha gente por doquier. Aún así la situación le provocó un estado de nervios, que junto a que estos días no se encuentra muy bien, hizo que empezara a llorar desesperadamente y a su madre le costara mil mas uno calmarla.
Suerte es porque mis recuerdos de los días de Navidad son de mucha gente en una casa muy pequeña, gente entrando y saliendo de la calle a cada momento. Humo, mucho humo de tabaco. Mucho ruido, poco espacio, mucho caos, música muy alta. Bueno no se puede llamar música, porque solo recuerdo un par de temas que sonaban insistentemente. Cuando era pequeño "Como el agua" y ya de mayor "Tu me camelas" , canciones que odio infinito mas uno. Siempre he pensado que si alguno de los directores del neorrealismo italiano hubieran conocido a mi familia hubieran tenido temas para escribir guiones para rato. Por cierto, no soporto las películas del neorrealismo italiano, quizá me recuerdan demasiado a mi casa.
Reunión familiar a parte, y el hecho de comer y comer hasta reventar mas uno, pues Papa Noel me trajo unas gafas nuevas, cambiar de gafas cada catorce años no esta mal, y un libro para utilizarlas supongo. El noveno volumen de Caballo de Troya del que ya os hablé hace unos días. Un día típico de Navidad. Por cierto el vídeo es tal cual, no se corta, es intencionado.

1 comentario:

SAUVIGNONA dijo...

pues las navidades son asi jor mucha gente todo un caos gente que entra y sale tal cual lo dijiste...todo eso sumado a los parientes imbancables esos que por desgracia tienes que ver y saludar...pobres de ellos que son asi...y se vuelven densos ...

huy creo que me despache....


te dejo besines y bueno ya vendran muchas navidades para leyre y podras hasta retratar la carita que pone al abrir sus regalos!!!


besines kerido !

:D SAU