Un día raro

Hola,

Hoy ha acabado por ser un día raro. Casi sin dormir por culpa de la nariz. Escuchando la lotería en el trabajo por la radio, donde casi me da un soponcio al oír el número del gordo, porque sonaba al mio. Después de comprobarlo bien he visto que casi eran iguales, pero no, fallaban dos números del medio, aunque uno de ellos era correcto pero cambiado de posición. Total que he acabado con unos eurillos, los justos para regalar algo en estas navidades.
He pasado la tarde medio dormido y al final me he convencido para ir al último pica-pica de la empresa en el lugar donde están ahora las oficinas, ya que se supone que nos vamos, y le he prometido a Bea que si me tocaba una de las bicis que sorteaban y a ella no, se la daba. Pues así ha sido, a mi me ha tocado una bici y a ella una minicadena, así que nos las hemos cambiado.
La minicadena no la quiero tampoco para nada, a ver si le encuentro utilidad o dinero y así saco otro regalo mas para navidad. No es lo que pedía ayer, pero no esta mal. Total un día raro.

No hay comentarios: