Perder la chaveta

Hola,

Ayer viendo el programa de Eduard Punset aprendí una cosa sobre el alzheimer. Según explicaba un doctor que se dedica a estudiar la enfermedad, un afectado puede llegar a olvidar mil cosas, entre ellas una cara, pero en cambio aunque no te reconozca sabe si le quieres o no, si se puede fiar de ti o no. Por lo visto esa información se guarda en otro lugar.
Yo estoy casi seguro de que un día perderé la chaveta y no recordaré a nadie, pero desde ayer me tranquiliza saber que nomas ver a alguien sabré si me quiere o no. Sau escribía en el otro post que quien no iba a quererme tener en una fiesta, pues podría hacerle una lista... eso si, tengo la suerte que sería pequeña, pero los hay y tengo la suerte que al perder la chaveta saldré corriendo de ellos, aunque no sepa porque.
También tendré la suerte de saber que puedo ir a comer pizza de pasta a casa de Renata sin problemas, o que aunque parezca mas ida que yo, Bea es una buena amiga mía, que ese tipo tan alto del que no recuerdo el nombre es mi viejo amigo David, y que aquel otro tipo, el cual me sorprenderá vestido perfectamente a la moda aún con 100 años, es un tal Guido, Wido, Fido... una persona de nombre que no recordaré, pero con el que puedo sentar a jugar a la brisca. O ver esa foto y tener ganas de escuchar siete crisantemos de Sabina, sin saber porque siete versos tristes me alegran el día.  Por supuesto, la familia. Y mucha gente que me dejo por no alargar el post. Pero es un consuelo, que aunque no les recuerde siga sabiendo quien me quiere.

1 comentario:

Silver's Moon dijo...

No lo sabía pero es buenísimo! La verdad que es un consuelo esta noticia. Aaaaiiinnnss qué poder tiene el amor
Besos mil