La motosierra

Hola,

Podríamos echarle la culpa al calor agobiante de estos días. El cual dicen que ya se va. Pero la verdad es que mas bien es la actitud de la gente, sin mas.
El otro día yendo a trabajar en el metro, como cada día, había un hombre sentado, con una bolsa grande a sus pies, tan grande que todo el que pasaba tenía que saltarla. Un hombre vestido de blanco, zapatos, pantalón, camisa y tocado con un sobrero estilo panamá con unas gafas oscuras. Se leéis esta frase en un libro de John Grisham ya sabéis quien es el espía de la historia. Pero su aspecto sospechoso, a parte, lo que no vi que nadie reparará es que en aquella bolsa sobresalía una podadora o una sierra mecánica. No se diferencian tanto.
Si en una película, en medio de la multitud, hay un tipo llamativamente vestido y lleva una sierra mecánica, el pánico cunde y todos huyen. En la vida real, la gente se molestaba por tener que esquivar el incómodo paquete. Cosas que pasan en la tercera ciudad mas feliz del mundo.

No hay comentarios: