Zen e infomática

Hola,

Esta tarde ya estaba de vuelta en mi casa y una llamada de mi hermana ha hecho que me plantara en casa de mis padres ya que el ordenador de mi padre le había salido un virus que no le permitía acceder a nada. Cada clic en un icono era respondido por el virus como si fuera un anti-virus y te daba la solución comprando un producto.
Así que he reiniciado en modo a prueba de fallos, allí el virus ya no actuaba, he hecho limpieza y pasado el el anti-virus completamente y con todas las opciones en modo on. La cosa me ha llevado casi dos horas, donde todo lo que he hecho no dista mucho de lo que hace un monje budista contemplando el devenir de las calmadas aguas de un arroyo en la ladera del Himalaya. O sea, mirar y esperar.
Esto no lo entiende mucha gente, casi nadie, pero mucho del trabajo de un informático es esperar. El trabajo lo hicieron los ingeniero que diseñaron el anti-virus y demás programas de análisis. El trabajo en informática se hace antes y en calma, pocas veces (mas de las deseables) se hace en caliente y en vivo y en directo. Así que después de la paciencia de monje tibetano viendo pasar mensajes de análisis y mensajes de me acabo de pulir este virus, la limpieza estaba hecha. Entonces siguiendo la costumbre de los monjes he rezado una plegaria por los dioses de la informática, otra por los genios de los anti-virus y un mecagoen la madre del cabrón que ha soltado el virus y me ha hecho perder una tarde. Amén.

No hay comentarios: