Correr mas que (outrun)

Hola,

Desde hace unos días, nuevo lugar de trabajo y nueva manera de transportarme lo cual me lleva a tener un montón de anécdotas al volante por explicar. Para los que no vivís en Hospitalet, seguramente no sabréis que casi todo los transportes y sus horarios están perfectamente pensados para ir a Barcelona, pero mal pensados para ir a ninguna otra ciudad.
Así que cada día recorro cuatro veces la distancia de once kilómetros y cien metros en mi viejo coche. Sí, lo he calculado, soy virginiano. Varias rotondas, varios carriles de incorporación. Incluso un tranvía hacen el trayecto una fuente inagotable de historias. Hoy mismo he visto a un estúpido que en una rotonda que es atravesada por el tranvía, se ha quedado parado encima de las vías. Por supuesto ha llegado el tranvía y se ha tenido que apartar. Con los días es fácil acostumbrarse a que los demás conductores no indiquen con el intermitente a donde van, así la conducción es mas emocionante para los demás y así tenemos mas aventuras que contar. Tengo que descubrir el misterio de porque la gente coge mas el coche cuando llueve, pero lo mas curioso es que la velocidad media aumenta. ¿será para que no se oxide la chapa del coche? Y los camioneros, un mundo a parte.


El viernes pasado tuve un incidente con un camionero. Yo circulaba por el carril que te saca de la vía principal para llevarte a Hospitalet. Un único carril. Muro de cemento a derecha y a izquierda. Y dos carriles de incorporación a este único carril. La suerte es que los ves venir, al igual que ellos te ven a ti. Suerte porque vi como el camión corría para incorporarse desde uno de estos carriles, aunque tenía un ceda el paso inmenso. Que corran es normal, pero al llegar a la señal reducen, pero este ya vi que aceleraba. Doy por hecho que me vio y que pensó que iba a llegar antes que yo al punto de entrada, pero debió de suspender mates en el cole, porque sus cálculos no cuadraban. Yo ya había visto que detrás mio no venia nadie, que ese tipo no tenía intención de frenar, así que aún teniendo preferencia pise freno sin llegar a parar. Al ver mi maniobra, el camión frenó y dejó casi medio cacharro invadiendo mi carril. Aceleré de nuevo, lo superé y lo dejé allí perdiéndole de vista. Poco después lo vi corriendo por una vía paralela a la que yo iba esquivando coches a toda velocidad. Seguro que llegaba tarde a alguna parte, pero a mi me provocó un "mini infarto", como poco disparó mi adrenalina. Creo que voy a empezar a llevar una cámara grabando el trayecto como hacen en Rusia, a ver si pillo algún tonto siendo envestido por el tranvía.

No hay comentarios: