El día que Hendrix mató a Dios

Cuentan que corría el año 1966 y Cream (Jack Bruce, Ginger Baker y Eric Clapton) demostraban al mundo que eran la mejor banda de rock de toda la historia. Por separado ya contaban con la aprobación de la gente. Ginger Baker era considerado el mejor batería de jazz del mundo. Jack Bruce el mejor bajista de blues del mundo y a Eric Clapton, sus seguidores le consideraban simplemente Dios tocando la guitarra.
Al otro lado del océano Chas Chandler, ex-bajista de The animals, descubría a un tipo medio negro, medio cherokee, medio irlandés llamado Jimi Hendrix, el cual definiría como una fuerza de la naturaleza tocando la guitarra. Chandler se hizo representante de Hendrix y quiso llevarle a Londres, allí estaba el centro de toda la cultura pop, los Beatles, los Rolling Stone,... y por supuesto los Cream. Hendrix dijo que aceptaba, siempre y cuando le presentara a Jeff Beck y a Clapton. Chandler los conocía a ambos y llegaron a un acuerdo rápidamente.
Una vez en Londres Hendrix quiso ir a ver tocar a los Cream, quería ver a los geniales Clapton, Bruce y Baker en directo. Una vez allí cuentan los que estaban que Hendrix quiso subir a tocar con ellos. La gente pensaba quien era ese insensato americano que quería subir a tocar con los dioses del olimpo de la música. Bruce explica que finalmente subió, enchufó su guitarra e interpretó Rock me baby y Killing floor. Dicen que fue sencillamente impresionante. Hendrix tocaba como nadie había visto jamas, tocaba con la guitarra a la espalda, con los dientes, la gente entregada ante aquel tipo que era una fuerza de la naturaleza y una maestría sin fin. Cuentan las malas lenguas que Clapton permaneció alucinado con los brazos caídos viendo como Hendrix tocaba uno de los temas que el consideraba de los mas complicado, incluso cuentan que lo vieron fumando nervioso detrás del escenario, medio en trance, por lo que acababa de ver. Bruce y Baker años mas tarde seguían relatando entusiasmados como habían tocado con el que posiblemente fuera el único guitarrista mejor que su colega Clapton. Hendrix simplemente estaba alegre por haber tocado en una jam sesion con tres de los mejores músicos de la historia. Para la historia de la música, Jimi empezaba oficialmente su carrera que acabaría con su muerte cuatro años mas tarde, pero aquel día lo recordarían como en el que Hendrix mató a Dios (Clapton).

No hay comentarios: