Viendo pasar trenes

Hola,

No le busquéis muchas razones pero hoy me acordé de ti diría la canción, me acordé mi abuelo. No me he acordado de él sin mas, sino que he recordado esos ratos que pasábamos viendo pasar trenes. Me explico.
Eran los últimos años de la década de los setenta, yo con cuatro o cinco años, él setenta y pocos. Hospitalet era muy diferente y donde ahora hay esa gran avenida llamada Avenida Carrilet, pasaban trenes. El carrilet era una tren con un ancho algo diferente de vías, cosas de esas que no entenderé nunca. Mi barrio lo partía en dos las vías del tren y cerca de donde vivíamos había un apeadero donde no se apeaba nadie. Quizá en tiempos lo hizo alguien, pero cuando yo era pequeño todos los trenes eran de carga y no llevaban pasajeros.
No hacíamos nada especial. Allí los dos sentados esperábamos que pasará un tren y yo me dedicaba a contar los vagones. Uno, dos, tres, cuatro, cinco,... Como veis no es nada, pero me he he sorprendido acordándome de ello y sonriendo.

No hay comentarios: