Corriendo voy, corriendo vengo

Hola,

Como ya he explicado últimamente voy y vengo al trabajo en coche y es muy curiosa la fauna que me cruzo al volante.
Hay desde los que conducen mirando a sus pies, no se si es a sus pies, pero si hacía abajo y prefiero imaginar que miran a los pies. Hay los que aceleran cuando ven que quieres pasarte al carril donde ellos van. Hay camioneros que creen llevar un bólido y no pasan de los 60 Km/h, o como el camión de matrícula eslovena de esta mañana con una gran pegatina de un Cristo del sagrado corazón. ¿Quien hace esas pegatinas?
Pues a los que me he aficionado a controlar a los que me adelantan compulsivamente. Por lo que he descubierto ir al límite de velocidad de la vía por la que circulas, como hago yo, no les gusta a los demás. Así que aceleran y me adelantan, mientras me miran despectivamente. Desparecen en la lejanía y les freno mi coche en su parachoques trasero al llegar al semáforo. Exacto, corren y corren para esperar mas rato en el próximo semáforo. Enseñanza: Los conductores españoles corren para esperar en los semáforos. Mas enseñanzas en próximos capítulos.

No hay comentarios: