Razones para achuchar a Leyre

Hola,

No necesito muchas razones para achuchar a mi sobrina, pero ella me las ofrece igualmente. Antes debéis de conocer tres hechos:


Hecho 1: Leyre tiene un cuento llamado Rufo, al que ella al no pronunciar las erres llama Fufo. Rufo cuenta en seis apasionantes páginas de grandes dibujos las vivencias de un oso.
Hecho 2: Sin saber muy bien como sucedió, el otro día vieron cojear a Stitch mientras iban por la calle. Al mirarle la pata que no apoyaba en el suelo vieron que llevaba una abeja clavada en la planta del pie por su aguijón. Le dieron una pastilla, le pusieron pomada que se comía a lametazos, le pusieron mas pomada y le vendaron el pie con un calcetín, y en unas horas estaba bien.
Hecho 3: Leyre me pilla en el sofá y me pide que le lea la apasionante historia del oso Fufo. Así que abro el libro y empiezo a leer. "Rufo es un oso al que le gusta mucho la miel de las abejas..." A lo que Leyre responde sin dejarme acabar, "Una abeja como la que hizo pupa a Stichy"


Me han dicho que no fui al primero ante el que hizo esta asociación de ideas, porque como podéis suponer la historia de Rufo ha sido leída y releída por todos los miembros de la familia, pero me sentí tan orgulloso de mi sobrina así que la achuché. No hay que decir que me miró raro por no seguir leyendo la azarosa vida del oso Rufo.

No hay comentarios: