Nadie sabe lo que hago

Hola,

Si estás leyendo esto seguramente nos conocemos, pero sea o no sea así, seguramente te resulta mas fácil que a mi explicar a los que te rodean cual es tu trabajo. Hay gente de mi trabajo que me lo ha preguntado ya varias veces. Recuerdo cuando era joven asistir a un curso donde durante unas horas vino una experta en inserción laboral. Nos explicaba que como pipiolos que eramos teníamos que explicar bien a nuestros familiares y allegados cual era nuestro trabajo, así podía darse la casualidad que alguno de ellos les llegara una noticia de un trabajo que nos pudiera interesar y así poder avisarnos. Que equivocada que estaba aquella mujer.
Si yo fuera Antonius Stradivarius famoso hacedor de violines, cuyo trabajo ciento de años después sigue siendo apreciado por los violinistas, pasaría algo así. Una buena parte de mis conocidos daría por hecho que soy músico. Otra parte me llamaría para afinar el piano de la familia. Unos cuantos me pedirían consejo de como es mejor limpiar la saliva del saxofón. Aquel otro, me pediría si podía ayudar a su niño a mejorar las notas de sus clases de bombo y platillo. Y como no, mi abuela pensaría que soy el batería de Marilyn Manson y que en cada actuación me como un pollo vivo. Todo esto mientras les repito - Yo soy luthier, hago violines. (Todo esto en italiano ya que soy Stradivarius)
Tengo suerte de dedicarme estos últimos años al mundo web. Ni explicar lo complicado que era explicar cosas que no iban a ver jamás. Ahora enchufo internet y digo esto, y me responden con un aaahhhh. Y suerte que mi empresa no es Google, porque al explicarles mi trabajo piensan, curra poco. Si fuera de Google, al ver esa página tan vacía pensarían que curro menos y que coño hacen los tropo mil empleados mas que tiene la empresa. Para explicar estas cosas haría falta educación, cosa que con la nueva ley Wert ya será imposible. Famosa ley que provocará que ningún español llegue a trabajar en el CERN pero si recite el Padre nuestro de carrerilla. Quizá gracias a tanto borrico acaben adorandome como un dios sabio, o algo.

No hay comentarios: