Viejos

Hola,

Esther ya me ha dicho que veo demasiados programas del corazón, y es verdad, y hoy os quiero comentar una de las noticias rosas de estos días. La noticia es que el mejor jugador de la historia del fútbol quiere casarse. Cuando hablo del mejor de la historia, hablo de Alfredo Di Stéfano, al menos eso cuentan los que saben y le vieron jugar. Así que habrá que creerlos, al igual que a mi alguien me creerá cuando le diga que vi jugar al mejor jugador de la historia y que su nombre era Leo Messi.
Don Alfredo ronda los 85 años y se quiere casar con una moza de treinta y pocos. Lo que esta chiquilla busca en don Alfredo me lo imagino y me lo callo, que sus hijos y nietos ya lo comentan a los cuatro vientos. Lo que no veo es que busca él, a su edad, con alguien que poco puede tener en común con él. Para haceros una idea, es como si yo, dentro de cuarenta años quiero casarme con alguien quien hoy en día sus padres aún no se han conocido y si lo han hecho aún tardarán una década en quedarse embarazados. Cuando don Alfredo ya era un mito y estaba retirado, entrenando por ahí, ella acababa de nacer.
Yo no lo entiendo, y no creo en estar con alguien con quien no pueda hablar, así que si me veis con una moza cincuenta años menor que yo , matadme. En serio. Matadme. Mientras esperaremos a ver que pasa con Di Stefano y su amada.

No hay comentarios: