La rara semana

Hola,

Hace siete días escribía Siete raros dias vendrán y doy fe que lo han sido. Empezando por el trabajo, menos movidos de lo que creía pero raros. Y al final concentrando casi todo entre viernes y sábado.
La semana ha empezado y acabado con los cuarenta años de boda de mis padres. No hay que dejar pasar el mejor concierto que al que he asistido nunca y con la mejor compañía, la de Bea por supuesto. El largo pesado y curvilíneo viaje del sábado al "Cau del diable" (La guarida del diablo). El estreno de mi camiseta de sensei Mutenroshi, el tiempo cambiante que ha provocado a mi alergia, el diluvio del sábado.
No olvidemos las malas noticias que por esperadas no son menos malas, son lo que son. No se si son solo tiempos raros o tiempos de cambio, pero algo será.

No hay comentarios: