Manualidades y persianas

Hola,

Mi casa solo tiene dos habitaciones, y como es lógico cuando se rompe un interruptor y una persiana al mismo tiempo lo hace en la misma habitación. Respeto al máximo en ese aspecto que cuando Murphy se pone, se pone.
Yo puedo aprenderme la lista de los reyes Godos sin problemas, toda la filmografía de Clint Eastwood, os puedo programar y diseñar la web que soñáis, pero las manualidades no son lo mio. Ni como reto personal, ni nada. Cuando en el cole nos ponían con esas maderas y esas sierras raras y tenias que recortar y montar.... lo pasaba muy mal. Dentro de mi nula destreza manual el interruptor, cable aquí cable allá y evitando la electrocución me las apañé yo solito para cambiarlo.
La persiana ha sido otro cantar, incluso con la ayuda de mi padre aún medio convaleciente. Los tornillos estaban viejos, oxidados... la cuerda desgastada y roída,  el tubo de enrrollar jodido y la misma persiana esta vieja. Así que una vez le metimos mano, y fue durante un buen rato, logrando haber hecho un estropicio gordo, la conclusión fue que era cosa de profesionales, los cuales bien pagados la han dejado nueva.
Todo esto me ha recordado una historia, que seguro que ha sido explicada de miles de maneras, que a mi me explicaron con un técnico de IBM. Dicen que cuando IBM eran los reyes de los ordenadores y estos eran gigantescos, uno se averió en una empresa. No sabían que le pasaba así que llamaron al técnico de IBM. Llegó, se lo miró, sacó un destornillador del bolsillo y apretó un único tornillo. Arreglado en un instante y todos contentos. Al ver la desorbitada factura, vamos a poner mil euros, el dueño se enfado diciendo que solo había apretado un tornillo. Así que le rehizo la factura y en ella ponía.

Por apretar un tornillo...................1€
Por saber que tornillo apretar....999€
Total.........................................1000€

No me llaméis para arreglaros una persiana o algo similar.

1 comentario:

Tomás dijo...

Buenos días a todos y gracias por compartir tanto acerca de la moda y el diseño. Para los que estamos comenzando, este tipo de recursos nos ayuda mucho a aprender. Les cuento que hace un tiempo hice un curso y me puse a diseñar mis propios productos. Estaría bárbaro que nos recomienden también otros sitios en donde salir a vender el diseño que producimos. Gracias y saludos desde Adrogué, Buenos Aires!