Mujeres, ropa y verano

Hola,

Mira que tengo años y mira que hace años que trato con mujeres, pues hay muchas cosas de ellas que aún no entiendo. Una de ellas es esa dicotomia que tienen respecto a la ropa y cuanto se dejan mirar por la gente, dependiendo de si es verano o no.
Cuando no es verano, buscan y rebuscan que se ponen, todo ha de combinar, sino es así no quieren ser miradas. Los zapatos especiales escogidos con sumo cuidado, aquella hebilla o esos taconazos. La blusa correcta, el pantalón idóneo,... y si por un casual le ves algo que no toca arrancan a correr a ponerse bien, y ya ni hablamos de las bragas o el tanga. Y si quieres verle el tatuaje, has de pedir audiencia al Papa. Llega el verano, se ponen una camiseta ancha cualquiera, algunas con un cuello tan ancho que le puedes ver medio sujetador, cuando lo llevan. Nada de zapatos de tacón sofisticados, sino sandalias planas con todos los dedos al fresco, prácticamente una plantilla con un par de cuerdas atadas al pie. Pantalones tan minis que se pierden debajo de un top. Otra opción son esas camisetas estilo jugador de baloncesto, pero bien arrapadas, que no dan duda a la figura. En esta opción las chonis de mi barrio están optando por camisetas que pasarían por la de mis queridos Celtics, de no ser por los colores colores rosa fosforito, azul fosforito o cualquier fosforito que dañe tu buen gusto. Y ya no hablemos en la playa, donde a parte de la parte de abajo del biquini no hay mas tela y no has de pedir permiso para ver los tatuajes.
Yo sinceramente nunca se si mirar o no, si se van a ofender o no, si hay que decirles que van majas o no, da igual porque empiezo a tener años como para que eso me importe un carajo. Como no tengo fotos de las chonis de mi barrio con sus fosforitas camisetas os dejo con un maniquí y os hacéis una idea.


imágen rota

No hay comentarios: