Una cuantas canas

7/06/2013

Hola,

Acabamos de pasar unos cuantos días de hospital junto a mi padre. ¿Grabe?, sí. Ahora ya se recupera poco a poco y aunque las consecuencias ya son irreversibles, esta bien dentro de lo que cabe y aún queda mucho camino por recorrer.  La culpa, si es que la hay, es de su vicio de fumar, quizá la podríamos calificar incluso como una consecuencia previsible.
Ni aún siendo previsible se te quita la sensación de encima de lo frágil y simple que es la vida. Dicen los que saben que la gente pierde esa inocencia de la infancia cuando empieza a tener responsabilidades y facturas que pagar. Creo que se equivocan. Uno se hace mayor el día que se da cuenta de todo lo que tiene y lo fácil que es perderlo. No hablo de nada material.
Problema que los monjes budistas solucionan con el desapego a todo, pero yo no soy monje ni budista, así que me preocupa y afecta cada día mas todo aquello que amo y puedo perder, y que no puedo hacer nada por evitarlo. Así me aparecen las canas sin parar, pero creo que esta es mi manera de hacerme mayor, y cada cual tendrá la suya. Como dice la canción "En mi primer cana... (ver video)".

Te podría gustar

0 comentaris

Tu siempre puedes hacerme sonreir!!!

Tu siempre puedes hacerme sonreir!!!