Ódiame por ello

Hola,

Hoy ha sido el primer día de vuelta al trabajo, la mía y la de muchos por lo que veo. No he tenido depresiones, no he tenido añoranza, no he tenido ganas de estar tumbado en la playa. Estaba contento por poder volver a ver a Bea, Esther, Nuri, Guido, Albert, Roger,.... seguro que me dejo a alguno y no tan alegre de reencontrarme con otros, y por volver a ponerme en lo mío.
Así que como de muchas otras cosas carezco de depresión pos-vacacional. Encima mañana va a ser un largo y duro día de cambios que hará que tenga que madrugar mucho. El segundo día y tengo que madrugar mucho mas... ¿que he roto?
Lo siento psicólogos del mundo, lo siento amantes de las estadísticas, lo siento deprimidos habituales, como en muchas otras cosas soy un tipo raro que en su trabajo se encuentra bien. Necesitaba descanso, sí, hay días malos, también, pero me gusta lo que hago. Algún día espero retirarme y sentirme orgulloso de lo hecho como le pasa a Hayao Miyazaki. Ódiame por ello.

No hay comentarios: