Porque podemos y queremos

Hola,

Mañana ya veremos la repercusión que ha tenido, pero hoy miles de catalanes se han unido cogidos de las manos en una cadena que ha ido de punta a punta de Cataluña. Desde el pueblo del Partús, al norte, hasta Alcanar, al sur, en un recorrido de unos 400km donde como mínimo había una persona cada metro. 400 x 1000 = 400000 metros, así que como mínimo habían 400000 personas cogidas de la mano. Muchas mas ya que había lugares donde había mucha mas gente. 1600000 personas es el dato oficial.
La cadena buscaba llamar la atención de Europa y sobretodo de España, sobre el deseo de los catalanes a independizarse de España. Para llegar a la independencia primero habría que saber cuantos catalanes se quieren separar y cuantos no. La mejor manera de hacerlo es preguntando.
¿Por qué no se pregunta? Hay dos puntos de la constitución española que permiten hacer consultas, se ha consultado al gobierno español y por diversas razones se nos ha denegado poder hacer la pregunta por esas vías. Otra vía es el cambio de la constitución española al respecto de las consultas y que eso nos permita realizar la pregunta, a nosotros y en el futuro a cualquier español. Esto supondría que el gobierno actual ha de dimitir, hacer el cambio, y volver ha realizar elecciones. El President de la Generalitat escribió una carta al respecto al Presidente de España, pero no parece que este por la labor, y seguramente dirá que no, pero esperaremos. Otra vía, que también esta en marcha, es una ley de consultas propia de la Generalitat, que se presupone que cuando se presente al Gobierno de España rechazará. Si todo falla, el último paso sería que el President de la Generalitat convocará elecciones, y si el presidente elegido legalmente en las urnas lleva la independencia en su propuesta electoral, puede declarar la república independiente de Cataluña. Luego vendrían los tanques en la calle,.... pero eso otro día, lo que queda claro es que el Gobierno de España no quiere saber que desean los catalanes, o como ellos dicen, el Gobierno de España no quiere saber que desean una parte de los españoles, unos 7 millones de personas mas o menos.
Hagan lo que hagan a partir de ahora, la gente catalana ha dejado bien claro dos puntos, que muchos quieren que se les pregunte sobre si quieren pertenecer a España o no, y que muchos quieren independizarse ya.
¿Las razones? No os calentéis la cabeza. La experiencia me dice que si discutes el tema por razones históricas, de lengua, de cultura,... siempre saldrá algún sabio intransigente que dotado de la verdad absoluta negará todos los argumentos y te calificará de mentiroso. Da igual, la razón es fácil, porque queremos y podemos. El símil mas fácil de entender y que nadie te rebate, exceptos los poseedores de la verdad absoluta, es el de la familia. Tienes una familia, mujer o marido, y niños. Si tu mujer dice que te abandona, o tus hijos que se largan de casa, podrás demandarlos, chillarles, discutir, pegarles, encerrarlos en su habitación, puedes querer saber de sus razones o no, pero tarde o temprano te habrán dejado, porque quieren y pueden.
A partir de mañana, los políticos de aquí y de allí, lo que tendrían de tener todos claros, es que mucha gente en ese pedazo de tierra llamado Cataluña, quiere que se le pregunte si quieren separarse o no de España, y una vez conocido los datos se actúe en consecuencia. No quieren que revisen el pacto económico, que nos mejoren las carreteras, ni las infraestructuras como nos proponen ahora. No quieren buenas caras y ministros alabando a los catalanes por su aportación al país. Ni promesas futuras de mundos mejores y fraternidad entre hermanos. Chantaje al fin y al cabo. Cataluña quiere una pregunta y escuchar al pueblo.
Otro día hablamos del complicado camino si nos independizamos.

No hay comentarios: