A las 3 serán las 2

Hola,

Esta madrugada se vuelve a producir esa tontería que hacemos cada seis meses, cambiar la hora. Esta madrugada cuando sean las 3 hay que retrasar el reloj a las 2. Cuentan que así ahorraremos energía. Yo llevo casi cuarenta años haciéndolo y aún no he visto el ahorro, ni ahora que pago mis propias facturas. Encima con el paso de los años ya casi ni te has de preocupar de cambiar la hora, ya que casi todos los aparatos lo hacen solos. ¿Además porque lo hacemos con nocturnidad? Lo divertido sería hacer el cambio a las cuatro de la tarde.
El otro día al enterarme de que ya tocaba retrasar el reloj mi cabeza hizo una relación curiosa que solo puede hacer un informático. A las 3 hay que retrasar el reloj a las 2, pero solo la primera vez. Mi cabeza de programador abstrajo un algoritmo donde, por error, defines que cuando el reloj marque las 3 lo ponga a las 2, pero de nuevo llegará a las 3 y lo volverá a poner a las 2 así eternamente. Así que hay que definir una variable que una vez hecho el cambio te recuerde que no has de volver atrás, y una vez superado las 3 por segunda vez la inicialice para la próxima vez.
La idea como chiste o como programa es mala, pero como película estilo "Atrapado en el tiempo" no estaría del todo mal. No lleguéis mañana tarde a ninguna cita.


No hay comentarios: