Divagaciones del pasado

Hola,

¿Porqué tu padre se casó con tu madre? - preguntó mi abuela. Yo que sé. Yo no estaba allí, le respondió su nieto. Esta conversación es mas larga y contiene aspectos familiares que ni os contaré ni os importan un bledo. La única anotación que necesitáis saber, si os interesa, es que el nieto es primo mio, tu padre era mi tío e hijo de mi abuela.
Hace poco escuché esta conversación. Llegas a la conclusión, mirándolo fríamente y desde la distancia que aquella unión solo le ha traído problemas a mi primo durante cuarenta años, y yo creo que también le traerá problemas en lo que le queda de vida. En cambio, mirado en caliente, él no hubiera nacido, yo no hubiera tenido un primo como mi mejor amigo, no hubiera nacido su hijo...
Por otro lado te das cuenta como tus acciones pueden acabar influyendo a quien no conoces, a quien aún no existe, pero que es muy fácil hablar a toro pasado, ¿quién me dice que algo de lo que hecho hoy no joderá a mis hijos mañana? Así que solo nos queda hacer bien, sea lo que sea que hagamos, día a día, para no lamentarte al mirar atrás, como mucho decir aquellos de no pudimos hacer mas.
Divagaciones.

No hay comentarios: