Pensando en voz alta

Hola,

Hoy de link en link que no deja de ser una bonita manera de viajar, al menos en internet, he llegado a una página que daba consejos a los que quieran empezar a ser blogeros, o sea, eso de escribir algo en una web y ganarse la vida. Curioso ya que dicen que el blog, lo de blogear, esta muerto, aunque también le dijeron a Cervantes, por allá el s. XVI, que en eso de escribir historias no tenía futuro, así que ni caso a las malas lenguas. Por si alguien se ha perdido el sentido de internet es la comunicación entre personas, así que alguno ha de empezar a hacerlo, y escribir es uno de los medios. Otro son los vlogers (video blogers) ya que hay quien se le da mejor eso de explicarlo delante de una cámara que escribirlo. Ya sabéis eso que dicen que el mundo es imagen y todo el mundo quiere sus quince minutos de fama.
La página no me ha dicho nada que después de ocho años y mucho escribiendo a diario no sepa, o que con los años de trabajo que llevo en este mundo no haya aprendido, pero lo que si me ha llamado la atención ha sido mirar el currículum de la escritora y ver que no llegaba a los 30. No es que no sepa lo que se dice, ni que su juventud sea un problema, sino que no deja de sorprenderme la juventud de los que podemos llamar "Generación digital".
Yo no tengo ni la menor intención de ser una rock and roll star en esto de escribir en internet, ni ser un tipo influyente en la red, para eso ya esta Zuckenberg, otro treintañero, pero no dejo de ganarme la vida gracias a internet y si una cosa llevo viendo desde que empecé a teclear es que en este mundo digital, al que no se adapta se le aparta y los jóvenes día a día se adaptan mas rápido.
Por suerte o por desgracia elegí dedicarme a construir las herramientas que todas estas rock and roll stars de la red utilizan. La suerte es que aún hay quien necesita que le hagan cosas a medida, la desgracia es que los chicos de Google día a día lo engullen todo. ¿Cuantos de vosotros ha ido al ebanista a que le construya la cómoda de casa? y ¿cuantos a Ikea? pues eso, sigo siendo el ebanista que espera jubilarse antes de que Ikea le coma el negocio.

No hay comentarios: