La vida

4/18/2014

Hola,

Siento la nostalgia de estos últimos días, debe de ser cosa del tiempo, pero sobretodo siento haber tenido la cabeza en otra parte y el humor enfadado porque no me pagaban por mi trabajo, y que con todo me olvidé de que este blog cumplía nueve años.
Así que he mirado las primeras entradas, por allá los primeros días del mes de abril de 2005, y he recordado que me quejaba de no tener una mujer que me quisiera, y me alegraba de que por fin parecía que iba a empezar un buen trabajo, que el tiempo se encargaría de demostrar que fue mi peor elección pero acabé donde estoy ahora que es la buena. Por aquellos tiempos también veía mas asiduamente a  David, el mejor de mis mejores amigos, pero la vida se ha encargado de cambiar esto y muchas cosas mas.
Mi cabeza no lo acepta, pero hay mucho cambio desde que empecé a escribir el blog. Por ejemplo, delante mio tengo una foto de mi sobrina, que ahora mismo es el centro de mi vida, pero ella es cinco años mas joven que mi blog. En este tiempo a mi cuñado le ha dado tiempo de enamorar a mi hermana, irse a vivir con ella aquí y allá, a comprarse un chucho peludo, casarse, comprarse a Leyre y esta a unos pocos días de hacerme tío por segunda vez, tercera si contamos a Stitch. En nueve años he conocido a mucha gente, y muchos de ellos como Adriana, Bea, Guido, Renata,... vivían en un continente y un hemisferio diferente del que viven ahora. Dudo que Adriana pensara que en unos años estar en Buenos Aires, Bea en que haría el camino de Santigo, Guido que estaría a punto de volver a saltar para irse a Chile o Renata pensar que al otro lado del mundo había una ciudad tan chula, incluso mas, que su Salvador de Bahía. Muchos cambios.
Nueve años dan también para muchas cosas malas, hay gente de mi familia que ya no esta, chucho adorables que también se fueron, me olvidé de respirar un par de veces, el maldito cáncer ha aparecido para morder a los que quiero. Incluso me he ganado algún enemigo, solo por ser yo. Basta de cosas malas.
Sigo sin mujer que me quiera como en ese 2005, pero ya no vivo en casa de mis padres y he hipotecado mi vida en un pequeño piso, mi casa. Las canas de mas no se me notan, cosas de tener muchas desde siempre, las arrugas quizás si. Tengo el trabajo que soñaba, pero que no existía entonces. Sigo siendo un miedica, por culpa de un frágil corazón, pero tengo claro donde estoy, a donde voy y cual es el camino a seguir. No estoy donde esperaba estar, no tengo al lado a quien había pensado tener cerca, a ratos parece que me he despistado, pero no, si miro atrás veo que voy por el camino trazado hacia donde decidí ir, lo que pasa que la vida es como es, no como esperas que sea.
"Que bonita la vida, cuando baila su baile que se vuelve maldito, cuando cambia de planes ahora juega contigo, otras tantas comparte, que bonita la vida." que canta Dani Martín. Nueve años y casi a punto de cumplir 40, y no he llegado ni a mitad del camino. Doy por hecho que Blogger habrá muerto antes de que yo cumpla los 100, pero si sigue activo, seguramente aquí estaré contándoos mas cosas.
Uno, dos, tres, ¡coge aire! Uno, dos, tres, ¡suelta el aire! y continuamos caminando.

Te podría gustar

0 comentaris

Tu siempre puedes hacerme sonreir!!!

Tu siempre puedes hacerme sonreir!!!