El festival

Hola,

Seguramente a estas alturas del fin de semana ya sabéis que el concurso de Eurovision lo ha ganado la mujer barbuda, o el señor con vestido, sea como sea, la barba sigue pareciéndome que esta pintada. ¿Y su canción era mucho mejor que la española para que la gente le votara cual locos? No.
Estas son las cosas raras de este concurso. Casi tan antiguo como la televisión en Europa, donde todas las teles públicas europeas, y sindicadas,  envían a un representante  y la gente de Europa vota por ellas. ¿Se puede votar una canción? ¿Puedes decir que esta me gusta mas que aquella y que ninguna me gusta por igual? Creo que no. Antes cada país se presentaba cantando en su idioma y hacía gracia, ahora todos cantan en inglés, canciones bastante parecidas entre ellas, y ninguna de ellas tiene salida comercial fuera del concurso. Enviamos a gente que canta bien pero eso no hace que ganes. Hace unos años enviamos a un tal Daniel Ciges, pedazo voz, pero su gran fama le ha llegado por salir en un programa de tele y por los musicales, pero no por Eurovision. Enviamos a una de las mejores cantaoras de flamenco, y ella y su "barca" se quedaron con 0 points. La lista es larga, Rosa, Pastora Soler, Soraya, El sueño de Morfeo, Serafín Zubiri, David Civera.... nadie de ellos mejoró su carrera, ni sus vidas, por ir al concurso.
Canciones poco comerciales, los cantantes raramente explotan su carrera a partir de su participación, no gana el que mejor lo hace, pero cada vez que se celebra el concurso un montón de gente en Europa se concentra delante de la tele para ver Chiquilicuatres, polonesas tetudas, mujeres barbudas, a tipas en trapecio,... y aquí narrado por grandes periodistas, pero desfasados en el tiempo y no hablemos de nuestro inglés ().  Pero ahí está mi padre, cada vez, con un papel y un boli apuntando la lista de países y apuntando las puntuaciones, para luego quejarse, como siempre, de que todo esta amañado y que todos se votan entre ellos, menos Portugal, Andorra y Francia que no nos votan porque son unos envidiosos.

No hay comentarios: