Revolución robótica

Hola,

El otro día mientras todos estabais viendo cosas interesantes en la tele yo me quedé enganchado a un programa, una entrevista larga, que iba sobre la revolución robótica. Viene siendo el equivalente a la revolución industrial pero con la introducción de robots en nuestras vidas.
Si estás pensando - Ah bueno, a mi no me pilla - te equivocas. Si estás vivo y tienes previsión de vivir una década mas, seguramente lo verás, es mas, ya lo estás viendo. Seguramente tendremos que vivir mucho mas de diez años para ver robots humanoides, estilo a los de las películas, pero si has utilizado el traductor de Google, ¿quién piensas que hace las traducciones? Ese bonito coche que los de Google nos han presentado que conduce solo, no deja de ser un robot. El que te da el dinero en el cajero automático. El SIRI de tu iPhone. La RAE define como robot : "Máquina o ingenio electrónico programable, capaz de manipular objetos y realizar operaciones antes reservadas solo a las personas".
A mi lo que me llamó mas la atención fue los aprendizajes que podemos sacar de la revolución industrial para afrontar la robótica, y que por supuesto estamos ignorando. La revolución industrial, decían, supuso un cambio en la forma de trabajar. Cosas que hacían una decena de personas, ahora lo hacía una máquina de vapor. Esta decena de personas se quedaron sin empleo, no porque no hubiera, ya que la introducción de las máquinas supuso el final de unos trabajos pero la aparición de otros. En una empresa de tejidos, dejaban de necesitar tejedoras porque lo hacía una máquina, pero necesitaban mecánicos, al subir la producción necesitaron mas mozos de almacén, ... entonces, ¿por qué se quedaron en paro? porque nadie les formó. Se tardó casi mas de cinco años desde la aparición de la máquina de escribir, hasta que se empezó a utilizar habitualmente en las empresas.Y claro, también hubo gente que luchó por deshacerse de las máquinas, como Bender con "los cachos de carne" en Futurama pero al revés.


Los cambios ya nos están afectando, hasta ahora había gente en las oficinas pasando los tickets del mes de los empleados. Hasta la llegada de los ordenadores, a mano, y con los ordenadores tecleandolo en la base de datos. Pues ahora ya solo hay que ponerlos en un escáner (otro robot) y este lo hace todo. Lo triste es que ya deberíamos de estar formando a la gente para los nuevos tiempos, y no lo hacemos, al igual que hace un siglo.  Aquí nosotros discutiendo por si a nuestros niños les explican matemáticas en castellano o catalán, en lugar de si les enseñan a sumar correctamente, ¿cómo vamos a pensar en el futuro cercano?. La suerte, es la generación digital que abandera pequeñajos como mi sobrina Leyre, que a sus cuatro años maneja con mas soltura el móvil que sus profesores. Ellos se reirán de nosotros y nuestro respeto a las máquinas, como nosotros nos reímos de los que le tenían miedo a los primeros trenes de vapor. Revolución.

No hay comentarios: