Modos de huir

Hola,

Si como yo,  sois fans de lo que explica el señor Pérez-Reverte, sabréis que él lee como modo de escapar del mundo, para no perder la cordura.
Para no perderla, hay quien corre, otros practican algún deporte. Alguno se da a la bebida, otros a la comida. Unos meditan, hacen yoga, reiki, tai-chi y cualquier cosa que suene a oriental. A mi todo esto se me da fatal.
Si me conoces, y has tenido un poco de fortuna, quizá no me hayas visto nunca con música sonando en mis oídos. Empieza a sonar, sea lo que sea ha de sonar con pasión, porque eso hace que ponga la pasión en lo que sea que esté haciendo y no ceder a la locura. Locuras pequeñas como encontrar a un dinosaurio en el baño, medianas como saber que soy demasiado viejo para estar el primero de la lista para ofrecerme trabajo y tan solo a un lustro de que ya no me quiera nadie. Locuras grandes, tan grandes, que mejor no pensar, pero no hablemos del futuro, que es solo una ilusión, desde que el rock n' roll conquistó mi corazón.
Por supuesto, el loco, siempre prefirió el rompeolas



Loquillo Y Los Trogloditas - El rompeolas (Bec 05)

No hay comentarios: