Mala pata



Hola,

Esta es mi sobrina Leyre con mala pata. Aquí aún estaba medio tranquila, pero no mucho mas tarde de cuando he tomado esta foto ha empezado a dolerle y mucho.
La culpa es suya, por no hacer caso a lo que le decimos, pero como todos los valientes, y cabezones, de este mundo quiere aprender por las malas. Dicen que esta es una característica muy típica de los nacidos en un año del tigre. Aunque yo también nací en un año del tigre, y no recuerdo haber desoído una orden de mis padres, ni haberme roto nunca un hueso.  Cada uno es un mundo.
Y gracias a este percance, he visto llorar por primera vez de verdad a mi otra sobrina Míriam. Leyre lloraba en el comedor y yo estaba con Míriam en la cocina para distraerla. De golpe se ha quedado quieta, atenta, me he dado cuenta que como yo también estaba oyendo a su hermana llorar, se le han abierto los ojos como platos y se le han empezado a llenar de lágrimas. Llora por "simpatía" con su hermana, tienen mucha mas conexión entre ellas, que la que ellas mismas saben.
Va a ser mala pata durante una semana. Por primera vez en sus cinco años sabrá que es estar mala mientras es consciente de ello. Y no, no creo que este batacazo la convenza de no repetir hazañas.

No hay comentarios: