Cantar para espantar males

Hola,

¿Hay días malos? No me refiero a ese estúpido cálculo que indica cual es el peor día del año. Tampoco hablo de ese día en el que todo se te tuerce... bueno, un poco sí, pero no se te tuerce solo a ti, sino a ti y a todos los que están cerca tuyo.
Hoy si sumamos las cosas positivas que me han pasado y le resto las negativas, la cuenta se salda en negativo, pero la cuestión es que miraba alrededor y todo el mundo tenía un día gris, con mas cuentas negativas que positivas. Bea decía que era ella, que se había levantado con el pie izquierdo. Si era ella, tiene unos superpoderes de espanto, si no era ella, como yo sostengo, era un "algo" de mal rollo que ha flotado durante todo el día.
Ya lo dice la sabiduría popular, quien canta su mal espanta, así que todos juntos a voz en grito "...amarillo el submarino es, amarillo es, amarillo es..."

No hay comentarios: