No sabemos nada

Hola,

No sabemos nada. Ya esta, es que extenderme mas sería tontería cuando queda tan claro.
Gracias a tener mil millones de canales donde no dan nada, provoca que busque siempre programas científicos, seudocientíficos, de misterio, sobretodo aquellos que hablan de las estrellas. Estoy convencido que las estrellas son la nueva frontera, y que yo no llegaré a ver como la superamos. Pero viendo estos programas, incluso los que aparece mi amigo Giorgio A. Tsoukalos y sus alienígenas ancestrales, que no dejan de ser los "Astronautas de Yavé" de los que J.J. Benítez ya escribía en 1980, hay una idea que me queda clara. No sabemos nada.
De pequeño en el cole, me enseñaron muchas cosas y muchas de ellas eran verdades que nadie iba a poder refutar, a lo que le añadíamos que eramos tan modernos y avanzados que ya no quedaba nada por descubrir. Desde aquel entonces, Plutón ha dejado de ser un planeta. En el espacio que ocupaba mi supermoderna calculadora científica, ahora llevamos software que haría aterrizar el Apollo 11 en la Luna sin problemas. Muchos años después se que nos mentían, aunque ellos estaban convencidos de su verdad, y nadie sabe para que sirve una pirámide, ni en Cuzco, ni en Giza. Nadie sabe nada del ADN. Ni con tanta modernidad nadie sabe nada sobre nuestro cerebro, ni que son los fantasmas. Ahora resulta que el átomo, no es como su nombre indica la partícula final indivisible. Que la teoría de cuerdas no es tan buena. Que nadie sabe que es un agujero negro (de los espaciales malpensados) y en cambio parece que el centro de nuestra galaxia es uno. Y todo esto en teoría, porque por el espacio no hemos empezado ni a gatear. La teoría del Big bang, no tardará en caer, y ni os explico la que se liará el día que se presenten aquí, de nuevo, los alienígenas. Por cierto, ¿sabemos que aspecto tiene un alenígena?
Quizá me equivoqué de trabajo, y no me refiero a que debería de haber sido notario y ganarmelos descansado, sino que quizá tenía que haberme dedicado a mirar las estrellas, pero eso queda muy lejos de un niño de Hospi de los años 70. A ver si consigo que mis sobrinas, también desde Hospi, si miren a las estrellas.


No hay comentarios: