Un día de niños


Hola,

No os voy a negar que Leyre esta en una fase rebelde, aunque a veces dudo que sea una fase, sino que va a ser así para el resto de su vida. Pero aunque se nos olvide de vez en cuando, no deja de ser una niña. Una niña que se queda boquiabierta con un mago, un comedor de fuego y un malabarista. Yo también estaba absorto y alucinado de lo que aguantan trabajando el Tortell Poltrona y el faquir Kirman.

No hay comentarios: