No puedo evitarlo

Hola,

Siempre os dejo las reflexiones de los múltiples estudios, muchos de ellos idiotas, que se realizan en el mundo. La mayoría de ellos solo llaman la atención a tontos como yo, pero que no pasamos del titular. Alguien se los leerá, supongo. El otro día leí uno de alguien que en medio del estudio sacaba una conclusión : La mayoría de la gente mayor entrevistada solía arrepentirse de el tiempo que se pasó preocupado por hecho venideros.
A mi me llamó la atención, pero no porque yo me vaya a arrepentir de los mismo, sino porque mi vida es un constante y continuo preocuparme de todo lo que vendrá. No puedo evitarlo. Lo controlo porque sino no podría funcionar como una persona normal, y ya son cuarenta y un años de experiencia,  pero constantemente vivo asaltado por preocupaciones y miedos, de cosas graves a las razones mas absurdas. Como dice Punset soy de los que sigue corriendo cuando el mamut lanudo ha dejado de perseguirme.
La gente mayor explicaba que de todo aquello que te preocupas acaba de dos maneras, o pasando igualmente, con lo que tu preocupación ha sido inútil o no pasando, con lo que tu preocupación ha sido también inútil. Pero para gente como yo, porque espero no ser el único, que vive en un continuo preocuparse es casi imposible evitarlo. Casi, porque se puede evitar en parte si no paras de hacer cosas.
Así que ahora tengo claro que al llegar a viejo, de aquí una mitad de mi vida, habré malgastado buena parte de ella en preocuparme, pero tampoco podía hacer otra cosa. Quizá alguno de vosotros si podáis.

No hay comentarios: